La desinsectación y desratización en Sitges está más cercana a ti de lo que piensas. A algunos les aterran las ratas; a otros, simplemente les resulta muy desagradable verlas rondar por su casa. Y eso es algo que puede ocurrirte en cualquier momento, porque pasa incluso en las ciudades más limpias y modernas. No en vano, recuerda que estos animales habitan en las alcantarillas de cualquier ciudad del mundo.

Sin embargo, si hay un lugar en el que la desratización en Barcelona se eleva a la categoría de imprescindible, ese es sin duda la granja ganadera. ¿La razón? Principalmente porque una plaga de roedores puede tener un impacto tremendamente pernicioso sobre la producción obtenida en la misma.

Más en concreto, las plagas pueden afectar al sector ganadero desde los siguientes tres ángulos:

1. Pérdidas económicas directas causadas por el deterioro o el consumo por parte de estos roedores de los piensos destinados a sus animales.

2. Daños en las estructuras de las instalaciones (principalmente en los cableados y aislamientos).

3. La transmisión de enfermedades que estos roedores portan.

El problema es que históricamente las granjas intentaban controlar por su cuenta las plagas de roedores que padecían. Y como puedes imaginarte, el resultado acababa dejando bastante que desear.

Y es que hablamos de unas labores muy complejas que, además, requieren de estar en posesión de un carnet que te acredite para manipular productos zoosanitarios. Por lo tanto, los ganaderos que afrontan trabajos de control de plagas sin contar con empresas especializadas no solamente no cuentan con la garantía de un trabajo bien hecho y de calidad, sino que además van a poner en serio riesgo la propia salud.

Si necesitas contar con los trabajos de una empresa seria y comprometida en las labores de fumigación y desratización, te animamos a contactar con nosotros en Atecma Barcelona.